¿Qué podemos optimizar en las organizaciones para convertirlas en organizaciones resilientes?

Hoy en día, los entornos laborales cambian constantemente y las personas se ven en la necesidad de enfrentarse y adaptarse a un mundo VICA (Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad), que venía siendo nuestra anterior normalidad y ahora en tiempos de pandemia a nivel mundial se ha generado en toda la humanidad la necesidad de ser resilientes y cada individuo está en proceso de desarrollar nuevas habilidades y capacidades psicológicas, para el manejo emocional afectivo y por ende su relación con la sociedad, el trabajo y la familia.

Si esto se requiere para nuestra nueva normalidad a nivel individual como líderes, empresarios y gerentes debemos estar preparados para llevar estas nuevas competencias a nuestras organizaciones, en el año 2017 se publicó por parte de la ISO 22316:2017 que pone a nuestro servicio una serie de estándares organizacionales a manera de mejores prácticas y que deben ser parte de nuestro derrotero organizacional, trata de la importancia de los valores, la cultura organizacional y el clima que debe estar caracterizado en una empresa resiliente;  y como este nuevo tipo de gestión organizacional puede servir como recurso para liderar a nuestros equipos de trabajo, para generar la adaptación de nuevas competencias organizaciones y el bienestar de todos en la organización.

Asimismo “las personas resilientes en general todos como parte de la sociedad actual debemos estar mejor equipadas para dar una respuesta valiente hacia los estímulos estresantes del mundo actual, de los entornos de trabajo en un mundo VICA donde lo único constante es el cambio.

Así como las personas están más abiertas hacia las nuevas experiencias, son más flexibles ante las demandas cambiantes y se esfuerzan en mostrar mayor estabilidad e inteligencia emocional para afrontar los retos y requisitos del entorno, así podemos preparar a nuestras organizaciones.

¿En esta economía cambiante cuales son los principales puntos para trabajar en generar una empresa resiliente?

Toda organización sin importar su tamaño o tipo, en algún momento puede enfrentarse a una serie de situaciones adversas, momento económicos de crisis y no todas tendrán la capacidad de dar continuidad al negocio, algunas se apoyaran el ley de quiebras y otras podrán ser resilientes y sobrevivir, esto dependerá principalmente de los líderes de su organización, de sus accionistas, de la pasión y recursos con los que cuente la empresa para salir adelante, y dependerá  primordialmente de las particularidades o características de cada empresa, respecto a la economía y como lo diría Eichholz en su libro Capacidad Adaptativa (2015); hay que estar atentos a las necesidades del mercado, a las condiciones que se están desarrollando en el entorno y ser capaces de reaccionar rápidamente ante la incertidumbre de los clientes y el mercado que queremos cubrir.

Se requiere que los Lideres creen una serie de pautas comportamentales, para impulsar la capacidad de recuperación de las distintas organizaciones que dirigen ante las situaciones difíciles o inesperadas, para la mencionada norma ISO 22316:2017 la resiliencia aparece como una habilidad que debe tener la organización para prosperar en un mundo cambiante.

A su vez ser resiliente ayuda a las empresas a situarse en una mejor posición económica y de sostenibilidad financiera para enfrentar los desafíos que se presenten en esta nueva normalidad, lo cual permitirá fortalecer su capacidad de adaptación a los cambios, promoviendo dentro de la organización una cultura que fomente la resiliencia articulada con el desarrollo, la aplicabilidad y mejoramiento gradual de su propio enfoque organizacional, lograr sus resultados económicos esperados y disminuir los riesgos.

Por otra parte, la resiliencia organizacional se acrecienta cuando los comportamientos de todos los miembros y sus partes interesadas están alineados con la visión y el propósito de la organización, cuando estos se adaptan y tienen apertura a los cambios sean estos económicos, de mercado o del sector, permitiendo que la empresa como conjunto de personas pueda estar en capacidad de propiciar ambientes laborales donde se potencializarán habilidades como: la innovación, la adaptación, el liderazgo y la comunicación; que permitirán en determinado momento diversificar sus productos o servicios para sobrevivir en el cambiante mundo de hoy.

También, las organizaciones deben tener en cuenta un enfoque coordinado que permita asegurar un compromiso de sus líderes para acrecentar la resiliencia, contar con recursos financieros, del talento humano, logísticos y los mecanismos que aseguren que la inversión en actividades apropiadas para la organización, las cuales además puedan ser evaluadas más adelante con el fin de determinar su efectividad.

Queremos dar a conocer la traducción de la norma ISO 22316: 2017 y su versión original en inglés para que nuestros lectores empiecen a reflexionar sobre la necesidad de crear este nuevo tipo de cultura en sus empresas.

Si quieres conocer mas acerca de la Resiliencia, puedes registrarte y con gusto te asesoramos

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.